Si realizas esto tres noches consecutivas, desaparecerán ojeras, manchas y señales de envejecimiento en tu cara.

Es una realidad que todos sabemos que la piel es una de las partes de nuestro cuerpo más delicada que tenemos, y es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y ya que está expuesta, esta se puede ver muy afectada por diversas razones, una de ella es el sol.

La piel se nos puede dañar muy fácilmente si no es cuidada como es debido. Eso es porque esta puede verse afectada por la temperatura, el sol y además objetos que puede haber a nuestro alrededor. Pero el problema más común en nuestra piel es la aparición de las manchas, siendo  el que más afecta a gran parte de la población.

Es posible que nunca hayas pensado en la patata cruda como un potenciador de tu belleza y del cuidado de la piel. Sin embargo, es un requerimiento excelente que tienes que probar. En ocasiones, tenemos a nuestro alcance grandes remedios en productos de lo más comunes y saludables que siempre viene bien descubrir.

Sabemos ya que las patatas son ricas en almidón vegetal, que son nutritivas y que disponen de un alto contenido en carbohidratos y vitamina C. Ahora bien, en los últimos años se han aprovechado al máximo los beneficios cosméticos de las patatas como una forma de atender nuestro cuidado diario de un modo mucho más natural y sin químicos.

Estamos seguros de que este tema te parecerá tan útil como interesante. Así que… ¿Qué tal si tomamos nota de varias formas estupendas de usar la patata cruda?

1. Adiós a las ojeras

Seguro que, en más de una ocasión, habrás utilizado las clásicas rodajas de pepino para reducir la inflamación de tu rostro o de las ojeras. A la hora de favorecer la circulación sanguínea de esta área tan sensible, nos irán muy bien todos los productos ricos en antioxidantes y en vitamina C.

La patata cruda es sensacional en estos casos, puesto que estimula la circulación y reduce la dilatación de esos finísimos vasos sanguíneos concentrados en estas áreas.
Te explicamos ahora cómo debemos llevar a cabo este simple tratamiento.

Qué necesito:

2 rodajas de patata cruda de un centímetro de grosor.
2 pañuelo de lino.
1 mortero.

Cómo lo hago:

Pela la patata cruda y corta dos trozos de, más o menos, un centímetro de espesor.
Ahora, machácalas con ayuda de un mortero.
Coloca en cada pañuelo una porción de esta patata cruda picada.
A continuación, aplica sobre tus ojeras durante 15 o 20 minutos.  Verás qué buen resultado.

2. Eliminar las manchas faciales con patata cruda

Una de las virtudes más conocidas de la patata cruda es disminuir el impacto o la visibilidad de las manchas faciales asociadas a la edad o el paso del tiempo.  Toma nota sobre cómo llevar a cabo este tratamiento.

Qué necesito:

La pulpa de 1 patata pequeña
1 pepino
1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)

Cómo lo hago:

Lo primero que haremos será rallar la pulpa de patata cruda de forma muy fina.
Haz lo mismo con el pepino.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *